sábado, 14 de noviembre de 2015

Una preciosa corona de cumpleaños y un calentito cuello a juego.

Se van aproximando algunos cumpleaños y tengo que ir dandome prisa para terminar los regalos. Hay que ver lo rápido que pasa el tiempo y como crecen estas niñas, en concreto esta pequeña que ya no lo es tanto es una dulce niña que forma parte de nuestras vidas desde que iba a la guardería. Ya sabéis lo que me gusta hacer labores para niños y pongo mucho cariño en ellos y este no podía ser menos.
Aunque ya no quieren vestirse de princesa  se que mis coronas les gustan y después las guardan como recuerdo, por eso a mí me encanta hacerlas y regalárselas. Pero como he dicho van creciendo y por eso le he confeccionado un cuello polar precioso para que este invierno vaya calentita y super divina, además es bastante práctico a la hora de llevar y de poner.
Todo lo he realizado en tonos azules, en el caso de la corona lo he realizado con telas de algodón con un estampado en cachemir muy delicado para la parte externa y una tela de estrellas con fondo en azul claro en la parte interna, para decorarla le he puesto un pequeño corazón, una puntilla vintage blanca que he puesto en el borde inferior de la corona y para unirla una cinta imitando otoman en azul con topitos blancos, en fin una delicia.
El cuello polar no es un cuello al uso, le lo he confeccionado con la tela de cachimire para la parte externa y forro polar en crudo para la parte interna.
Feliz cumpleaños Marta!!!! Pasalo genial,  espero que te guste y a tod@s vosotras también.






viernes, 13 de noviembre de 2015

Un precioso quilt a cuadros.

Llevo varios días sin realizar ningun labor no por falta de ganas,  ni de ideas o proyectos, la verdad es que tengo unos cuantos sin terminar, pero me resulta inevitable, aún no he terminado con una y  ya estoy empezando otra aunque ultimamente me cuesta más encontrar tiempo para realizarlas.
Este proyecto surgió revisando armarios quise reciclar unos viejos pantalones y darles otro uso, cogí un par de vaqueros, unos beig, otros marrónes y uno verde, los corte  y decidí hacer un quilt.  Lo siguiente era que fuese algo sencillo y rápido de hacer para no ir acumulando trabajos pendientes, y ayer me puse manos a la obra, cuadro por aquí cuadro por allá trasera de forro polar beig muy agradable al tacto y que agilizó muchísimo la labor permitiéndome tener por la tarde el quilt liquidado.
Que más puedo decir, me encantan los proyectos rápidos, esos que se hacen en un momento y que además queden bien es un extra,  espero os guste,  a mi hija le ha gustado tanto que ya esta en sofá tapándose con él.













martes, 3 de noviembre de 2015

El cuento "El Libro Viajero"

Hoy dejo aparte mis agujas e hilos y bordo con palabras un cuento con mi pequeña, para el cole. El que hemos llevado al cole es mucho más cortito. Pero da lo mismo, lo importante es intentar desarrollar la imaginación de nuestros niños (y no tan niños) que es el origén de cosas tan bellas en el mundo.
Aquí os dejo nuestra pequeña historia que algún día continuaremos, espero que os guste y nunca dejeis de imaginar. 

Ha pasado más de un mes desde que Alicia se ha traslado a China con toda su familia por motivos de trabajo de su padre y piensa que le va costar adaptarse en su nuevo hogar, vive en un piso pequeño, rodeada de gente a la que no entiende, pero como ella también se encuentra Jorge, un niño ingles muy divertido al que ha conocido en el colegio. Alicia y Jorge han decidido ir juntos al colegrio que está en la manzana siguiente a la suya. Una tarde de regreso a casa conocen a Lí, la hija del tendero de debajo de su edificio. Lí es una niña muy simpática y aunque ninguno habla el idioma de los otros, pasan las tardes jugando despues de clase.

Ayer de regreso a casa Alicia y Jorge no ven a Lí en la puerta de la tienda después del colegio y le preguntan a su padre por ella, el hombre les indica que esta en la tienda  de enfrente. 

Los niños curiosos van en busca de su amiga y se encuentran lo que les parece una pequeña tienda, al cruzar la puerta se quedan asombrados con lo que ven, una preciosa librería con infinidad de libros, cuentos, comics y tebeos. Mientras tanto no se dan cuenta que desde el mostrador  les observa un anciano con el pelo blanco y unas gafas de metal minúsculas con una sonrisa dibujada en su rostro. Alicia y Jorge siguen maravillados con lo que ven,  ambos son unos apasionados de los libros, bueno Jorge disfruta más con los tebeos y los comics. 

En el instante que ambos se dan cuenta que alguién les está mirando, Lí sale de la trastienda y los chicos se sonríen al verla. Lí se alegra mucho de verles y les explica que se le había olvidado decirles que prometió a su abuelo ayudarle en la tienda. Alicia que sigue ensimismada con el descubrimiento de dicha librería enfrente de su portal,  le pide permiso a Lí para hojear,  la niña asiente mientras continua ayudando a su abuelo, mientras Jorge observa tebeos, fotografías colgadas en la pared de detrás del mostrador y algún que otro cachivache. Alicia que observa la gran variedad de libros no puede dejar de mirar algunos que parecen muy antiguos y estan escritos en distintas lenguas.

Lí les indica que ya ha terminado con su tarea, cuando de repente de la estantería que observaba Alicia cae un libro, un precioso libro con el lomo de cuero marrón y tapas en color aguamarina con unas letras incristas en plata en las que pone "El libro Viajero". Alicia lo recoge del suelo y de dentro se desliza una fotografía en la que posan cuatro jóvenes, la niña se sorprende al reconocer a dos de ellos, uno es el anciano al que acaba de conocer,  pero el otro, el otro era su abuelo Luis y antes de que pudiera decir nada Jorge comenzó hablar y a señalar una fotografía que colgaba de la pared, a él le sucedía lo mismo acababa de reconocer a su abuelo en la fotografía. Alicia se acercó a él sin soltar el libro, ni la fotografia, ambos que quedaron boquiabiertos y en ese instante el anciano comenzó a hablarles. 
-Hace mucho tiempo de esas fotografías, éramos unos jovenes que queríamos conocer a distintos lugares y comenzamos a viajar, y todos coincidimos por casualidad en una librería de París, donde delante de mí, también cayó ese libro.
Todos miraron el libro que sostenía en sus manos Alicia, pero la niña aún más sorprendida si cabe, miro las fotos y dijo.
-Mi abuelo, tú abuelo, usted y ¿Quién es este?
En ese mismo instante el tintineo de la puerta les hizo girar y poder ver a un chaval grande con una sonrisa como el joven de la foto.
-Mamadou- dijo el anciano- deduzco que tu eres el nieto de Mamadou.
-Sí -afirmo el muchacho- el fue quien  me dijo que viniera aquí, y que aquí empezaba una nueva etapa en la vida.
-Ya veo que este libro tiene ganas de viajar y que le escriban nuevas historias y por lo aque veo Mamadou sigue teniendo esa conexión expecial con este libro. Bueno chicos, creo que tendréis que empezar por donde lo dejamos.
Los niños se miraron, miraron el libro, Alicia acaricio la portada y dijo, -creo que esta va aser una aventura fascinante. 
Y abrió el libro.